:)

NFL

Mahomes es sinónimo de constancia

Patrick Mahomes jugará su segundo Super Bowl, en apenas cuatro años en la NFL, el QB ha sido sinónimo de constancia.

Published

on

Mahomes es sinónimo de constancia

Con apenas cuatro años en la NFL, tres como titular, Patrick Mahomes jugará su segundo Super Bowl, el próximo 7 de febrero. Desde su primera campaña en el emparrillado, en 2018, Mahomes es sinónimo de constancia.

Su aventura comenzó en el Draft de 2017, cuando fue elegido en el pick 10 general por los Kansas City Chiefs, como el segundo quarterback elegido en aquel reclutamiento, detrás de Mitchell Trubisky, quien se fue en el pick 2, y fue a dar con los Chicago Bears.

En su primer año en la NFL, Andy Reid lo cuidó, y lo puso detrás del veterano Alex Smith. Solo pudo jugar en la semana 16 ante los Denver Broncos, con victoria de 27-24, lo que marcó su debut el 31 de diciembre de 2017. Mahomes consiguió 284 yardas por aire, completó 22 de 35 pases y fue interceptado en una ocasión.

Su talento no estaba en duda. Los Chiefs dejaron ir a Smith al finalizar la temporada, pues era tiempo de Mahomes. En la campaña de 2018 se convirtió de una promesa a una realidad fuera de serie. Todos hablaron de él. Consiguió 50 pases de TD, segunda cantidad más alta en la historia de la NFL, empató a Tom Brady (2007), y quedó por detrás de Peyton Manning, quien consiguió 55 en 2013.

Además superó las cinco mil yardas (5,097), novena mayor cantidad en una sola temporada. Puso su nombre junto a los de Manning (5,477 en 2013), y Drew Brees, quien ha superado las cinco mil en seis ocasiones. La diferencia es que él ha sido el más joven en conseguir la hazaña, con 22 años.

Mahomes show

Ese mismo año rompió una sequía de 25 temporadas de Kansas City sin llegar al Juego de Campeonato de Conferencia. Para su mala fortuna se encontró con Tom Brady. El veterano le sacó el partido en tiempo extra, y a la postre consiguió su sexto anillo de campeón. Ese año fue nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) de la campaña, pero dejó una gran deuda en la afición.

Con sed de revancha llegó el 2019, la temporada 100 de la NFL. El quarterback no tuvo el mejor de los inicios, llegaron a la semana 11 con marca de 7-4, además de que se había perdido dos juegos por una lesión, pero su visita al Estadio Azteca fue un parteaguas para lo que vendría. Vencieron a los Chargers 24-17 en México y los Chiefs se fueron a su semana de descanso.

Patrick Mahomes piso el Estadio Azteca el 18 de noviembre de 2019

A partir de ese momento no volvieron a conocer la derrota. Clasificaron a los playoffs con marca de 12-4. En la Ronda Divisional vinieron de atrás 24 puntos para vencer a los Texans (51-31). Volvieron a ser anfitriones de la final de la AFC, y regresaron 10 puntos para derrotar a los Titans. Era momento del Super Bowl.

Mahomes y Andy Reid vencieron a los 49ers, partido en el que también tuvieron que dar la vuelta después de ir abajo por 10 puntos. La gloria regresó a Kansas City 50 años después de su título más reciente de la NFL; además de que se convirtió en el QB más joven en ganar el Jugador Más Valioso del Super Bowl, con 24 años y 138 días. Mahomes es sinónimo de constancia.

Para la campaña más atípica en la historia de la NFL, el quarterback de los Chiefs regresó al equipo al juego por el trofeo Vince Lombardi. Este año consiguió la mejor campaña del equipo, con marca de 14-2, lo más cerca han sido las 13 victorias en 2003, 1997 y 1995.

Otras campañas que sólo tuvieron dos derrotas fueron en 1966 (11-2), cuando cayeron ante los Packers en el primer SB I; y dos años más tarde (12-2), pero cayeron en la Ronda Divisional (cabe mencionar que el calendario era más corto).

Ahora van por el bicampeonato, algo que no se consigue en la NFL desde 2003-2004, cuando su rival del próximo 7 de febrero, Tom Brady, lo logró al frente de los New England Patriots. Previo se convirtió en el quarterback más joven en jugar tres finales de Conferencia al hilo; además de que es el primero en participar en dos SB con 25 años.

Mahomes es sinónimo de constancia. En todas sus temporadas como titular, ha superado los 300 pases completos, su promedio es de 66% y su rating siempre ha estado arriba del 100. Tiene apenas ocho derrotas, por 38 triunfos. Es el nuevo ídolo de la NFL, que el domingo del Super Bowl espera demostrar que es “Tiempo de Mahomes”.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.