:)

NFL

La regla Rooney es solo un protocolo

Published

on

La inclusión en puestos de entrenador en jefe en la NFL ha quedado en buenas intenciones. Los dueños de los equipos se escudan en cumplir con un protocolo al tomar en cuenta a candidatos de diverso origen para las entrevistas, pero a final de cuentas están eligiendo a quienes consideran la mejor opción, al mejor hombre para cubrir el puesto, sin considerar si se trata de un afroamericano, latino o algún representante de una minoría en la Unión Americana.

La NFL tiene una regla, la llamada Rooney Rule, en honor Dan Rooney, dueño de los Steelers de Pittsburgh quien muchos años dirigió el comité de diversidad de la liga, que indica que los equipos tienen la obligación de considerar a un representante de una minoría entre los candidatos para el cargo de head coach y un puesto directivo en materia de operación deportiva.

La regla se utiliza desde la temporada de 2003 y no ha tenido el efecto deseado de expandir la cantidad de entrenadores negros, latinos o de alguna otra minoría en EU.

Al inicio de la temporada 2019, de los 32 equipos que conforman la NFL, tres tenían entrenadores de color: Steelers, Mike Tomlin; Chargers, Anthony Lynn; y Dolphins con Brian Flores, además de un latino, Ron Rivera con los Panthers.

Las vacantes en 2019

Durante la temporada regular los Redskins y los Panthers despidieron a sus entrenadores en jefe, y una vez concluido el calendario regular se les unieron los Browns, Cowboys y Giants.

De los cinco puestos vacantes, solo uno fue ocupado por un representante de una minoría, se trata de Ron Rivera, quien había sido despedido de Carolina, quien ahora se hará cargo de entrenar en Washington.

Su lugar en los Panthers le fue entregado a Matt Rhule, los Cowboys eligieron a Mike McCarthy y los Giants a Joe Judge, ninguno de ellos representa a una minoría.

Solo resta que en Cleveland tomen la decisión de quien será su nuevo entrenador en jefe.

Los considerados

Entre los entrenadores de color que fueron entrevistados o han sido considerados para tomar el cargo de head coach vacantes están: Eric Bieniemy, Marvin Lewis y Robert Saleh, sin que hayan obtenido, hasta el momento, el cargo, cuando solo queda un lugar disponible, en Cleveland.

Al no existir una obligación de darle el puesto a un representante de una minoría, los dueños, que son en su mayoría hombres blancos, sólo los Jaguars y los Bills tienen propietarios asiáticos, optan por otra opción.

En una liga en la que cerca del 60 por ciento de jugadores son negros, queda mucho trabajo por hacer para que representantes de minorías accedan a puestos de entrenado en jefe de forma regular, considerando que, en la era moderna, solo han habido 22 coaches negros, según la lista que tiene el Instituto de Diversidad y Ética en el Deporte de Estados Unidos.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.