:)

NFL

Katie Sowers: primera mujer coach en el Super Bowl

Published

on

Katie Sowers es la segunda mujer en conseguir un empleo de tiempo completo como entrenadora en la NFL. Una chica originaria de Hesston, Kansas, que comenzó a jugar fútbol americano a los ocho años de edad. Acostumbrada a jugar con niños y a ser una jugadora intimidante y muy respetada desde ese entonces. Desde pequeña jugaba fútbol americano con su hermana gemela Lys y con un padre muy aficionado a los deportes.

Sowers obtuvo una Maestría en Kinesiología en la Universidad de Central Missouri en el 2012. Una vez concluidos sus estudios fue parte del West Michigan Mayhem en College y de las Kansas City Titans de la Women’s Football Alliance. Durante esta etapa fue miembro del equipo estadounidense que se consagró Campeón Mundial en 2013 de le Federación Internacional de Fútbol Americano. Su carrera en la WFA concluyó de manera repentina luego de una lesión en la cadera que le impidió seguir jugando el deporte que más amaba.

Su aventura como coach en la NFL comenzó en el 2016 con los Atlanta Falcons al ser contratada como asistente en los campos de entrenamiento de pretemporada. Tenía el cargo de entrenadora asistente del cuerpo de receptores. En una temporada en donde los Falcons llegaron hasta el Super Bowl, sin embargo fueron derrotados en la remontada más grande en la historia por los New England Patriots.

En junio de 2017 llegó a los 49ers en donde se mantuvo hasta su más reciente ascenso como asistente ofensiva en el 2019. Respecto a si se siente incomoda al ser una mujer que entrena jugadores de NFL, Katie asegura que no es algo sobre lo que piense al respecto. Sin embargo, no siempre fue así, en su época como entrenadora colegial, fue discriminada, no recibió un sueldo y fue rechazada como voluntaria en varias ocasiones, debido a su estilo de vida.

Al estar en una escuela con una orientación religiosa, no había nada que pudiera hacer. “En varias ocasiones tuve que contener las lagrimas y llamar a mi madre de inmediato”. Todos estos impedimentos sirvieron a Katie, quién en 2017 declaró al mundo entero ser parte de la comunidad LGBT antes del comienzo de la temporada con los niners. “En lugar de ser un obstáculo, fueron un ladrillo de construcción para mi futuro y un próximo paso para mirar en otra dirección”.

La historia de Katie es un ejemplo de integración y de lucha para otras mujeres que gustan por jugar fútbol americano equipadas. La pionera es considerada Jennifer Welter, quién hizo historia en el 2015 al ser contratada en la pretemporada por los Arizona Cardinals. Aunque su aventura no duró mucho ya que fue cortada luego del tercer partido de pretemporada de los Cardinals, muchos la consideran la primera Coach en la historia de la NFL.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.