:)

Liga Mayor

POWER RANKING: Las 10 mejores finales en la historia de la ONEFA

Published

on

El siguiente ejercicio sólo toma en cuenta a partir de 1978 cuando nació oficialmente la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA).

10. 1992 – Águilas Blancas 17-13 Centinelas CGP

9. 1987 – Osos ENEP Acatlán 17-10 Cóndores UNAM

8. 1996 – Aztecas UDLAP 6-3 Borregos Monterrey

7. 1998 – Borregos Monterrey 20-17 Aztecas UDLAP

6. 2017 – Pumas CU 18-15 Auténticos Tigres UANL

5. 2000 – Borregos CEM 38-28 Borregos Monterrey

El QB Alfredo “Pillo” Flores conectó un pase de anotación con Joshua Benítez con 30 segundos en el reloj, para que el Tec CEM derrotara 38-28 al Tec de Monterrey y se adjudicara el título de la Liga Mayor de futbol americano.

Con el marcador 24-28 en contra, Flores encontró en las diagonales a Benítez para darle la vuelta a la pizarra, y con ello, los pupilos de Rafael Duk tomaron ventaja de 31-28.

En un intento desesperado por regresar, Carlos Altamirano fue interceptado por Mauricio Silva, quien regresó el ovoide hasta las diagonales y dejó el marcador final 38-28 y el título en poder del Tec Campus Estado de México.

4. 2003 – Borregos CEM 38-36 Borregos Monterrey

Con 17 puntos en el último periodo y la suerte de su lado, el Tec Estado de México se repuso a un tercer cuarto de pesadilla y venció 38-36 al Tec de Monterrey para ganar el título de la Conferencia de los Diez Grandes de la Liga Mayor. La escuadra del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey Campus Estado de México (ITESM-CEM) rompió una racha de 42 triunfos al hilo de los Borregios como locales y levantó su segunda corona de los Diez Grandes de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA). Hace tres años, los Borregos mexiquenses se proclamaron campeones al vencer como locales por 38-28 a los Borregos regiomontanos, y anoche les repitieron la dosis a domicilio, en el estadio Tecnológico, en el primer título de Enrique Borda como coach. La fortuna se cargó del lado del Tec CEM, derrotado 34-21 por el Tec de Monterrey en temporada regular, ya que se fue al descanso adelante por 21-6, terminó abajo el tercero por 34-21 tras aceptar 28 puntos sin respuesta, y luego de una gran reacción en el cuarto sobrevivió a un error que parecía costarle el juego. Los Borregos de Monterrey, que salieron por su undécimo título y que nuevamente se quedaron con las ganas de obtener tres al hilo, tuvieron el triunfo en la pierna de Javier Berlanga, quien falló un intento de gol de campo a escasos segundos del final. El Jugador Más Valioso de la final fue el receptor abierto de los mexiquenses Mario Nava, quien sumó 202 yardas en ocho engarces, dos de ellos de anotación.Los visitantes pegaron por partida doble en el inicio del partido, toda vez que llevaron a las diagonales sus primeras dos ofensivas, conducidas con pases largos del mariscal de campo Ignacio Valdés que hicieron ver mal a la defensiva de casa. Primero, Valdés encontró solo en el centro del campo al corredor Erick Heredia, quien atrapó el envío de 15 yardas y se dejó caer sobre la anotación para darle la delantera al CEM de 7-0, con el punto extra acertado de Alejandro Navarrete. Y luego de obligar a los Borregios a despejar, el equipo de Enrique Borda calló aún más al público local con pase de 46 yardas de Valdés a Mario Nava que terminó en la zona prometida y que se convirtió en siete puntos más gracias al extra de Navarrete. Este touchdown fue doblemente doloroso para Monterrey, que ya había detenido el ataque enemigo, pero éste siguió con vida debido a que se registró un castigo por un golpe tardío sobre su pateador. La escuadra del ITESM Monterrey pudo marcar hasta el inicio del segundo cuarto, con pase de ocho yardas de Humberto Castellanos a Raúl Borbolla, pero Javier Berlanga falló el extra, con lo que la pizarra quedó 14-6 favorable a los Borregos mexiquenses. Después de ser obligados a despejar en sus tres siguientes ofensivas, los muchachos del coach Borda volvieron a sorprender a los de Frank González, cuando Valdés lanzó un pase a Félix Ramírez y éste, a punto de ser tacleado, conectó lateral con Rodrigo Guzmán, que se escapó a las diagonales en jugada de 47 yardas. De los seis ataques de Monterrey en la primera mitad, cuatro terminaron en patada de despeje y el último del segundo cuarto en manos del rival, pues cuando parecía que la desventaja se iba a acortar, Humberto Castellanos sufrió una intercepción. La afición de Monterrey despertó en serio al principio del tercer periodo, en el que se dio un balón suelto del equipo del Estado de México en devolución de patada de despeje. Dos jugadas después, Francisco Javier Rodríguez anotó en acarreo de 16 yardas, aunque se falló la conversión de dos puntos y todo quedó 21-12. Y como el tercer cuarto es el de los campeones, los anfitriones le dieron la vuelta al marcador con 15 puntos: pase de Castellanos a Jesús Mendoza de 25 yd con extra de Berlanga y devolución de patada de despeje a zona prometida de Francisco Javier Rodríguez de 70 yd con conversión en envío a Juan José Corona. Por si fuera poco, Borregos Salvajes de Monterrey lograron su cuarta anotación del tercer cuarto con carrera de seis yardas de Alejandro Trejo, con extra de Berlanga, lo que puso números de 34-21 a favor de los que ya se daban como tricampeones. De destacar fueron los ajustes que ordenó Frank González en el medio tiempo, puesto que su defensiva paró en seco a Valdés y compañía mientras su ataque desgastaba a la defensa enemiga, que terminó agotada ese tercer cuarto de pesadilla. Sin embargo, el ITESM CEM resucitó en el cuarto final con el relevo de un lastimado Ignacio Valdés, nada menos que su hermano Iván, que conectó primero de touchdown con José Luis Vargas (6 yd) y luego levantó del suelo un lateral de Mario Nava para anotar (4 yd) y colaborar en la voltereta de 35-34. Iván Valdés salió en su noche de héroe y con tres minutos en el reloj llevó el balón a zona de gol de campo. Alejandro Navarrete no desaprovechó la oportunidad y conectó de 30 yardas, lo que colocó el 38-34. después, Castellanos volvió a ser interceptado y la historia del partido quedó casi escrita. Y es que en un final dramático, el CEM quedó encerrado, decidió cometer safety para el 36-36, pero vino una pésima patada y la unidad ofensiva de Monterrey le acercó lo suficiente el ovoide a Berlanga, que conectó una patada “tendida” que se estrelló en la espalda de uno de sus linieros, lo que dio el título a la visita.

3. 2011 – Auténticos Tigres 16-15 Pumas CU UNAM

Cuando faltaban sólo unos segundos para terminar el partido, el QB de los Pumas CU, Bruno Márquez, lanzó un pase de 30 yardas a Alán Rosado, quien se fue a la anotación para poner el marcador 16-15. El equipo de la UNAM requería sólo del punto extra para mandar el partido a tiempo extra, pero determinaron jugársela por el todo o nada y fueron por una conversión de dos puntos cuando restaban 40 segundos en el reloj.  El intento fue fallido y así Auténticos Tigres se proclamó campeón de la Liga Mayor.

2. 1980 – Cóndores UNAM 28-26 Águilas Blancas IPN

Tuvo que ser la defensiva de los Cóndores la que le diera el tricampeonato al equipo negro y amarillo tras desempatar el juego con un safety.

Después de una gran actuación del QB Carlos Cupido, quien logró tres touchdowns, dos de ellos por aire y uno más por tierra, jugadores como  Jorge Goñi, Eduardo Moreno, Nelson Galán, Alejandro Liano y Arturo Nava, lograron derrotar a la línea ofensiva del Politécnico en zona de gol y capturar en sus propias diagonales a Cupido, para desempatar el juego y ganar dicho título.    

1.  2019 – Burros Blancos IPN 24-17 (SE) Águilas Blancas IPN

Las Águilas Blancas fueron capaces de mover el balón en los últimos minutos del partido para empatar el juego a 17 puntos y después detener el ataque rival, para definir por vez primera una final de Liga Mayor de la ONEFA en series extras.

En estas instancias, Aarón García ingresó a la zona de anotación pero ya sin el balón en su poder. Los oficiales se reunieron para decidir si era touchdown o touchcback y finalmente optaron por marcar la anotación para los Burros Blancos.

 Las Águilas Blancas tuvieron oportunidad de volver a empatar el juego pero en esta ocasión la defensiva guinda hizo un gran trabajo y tras golpear al QB Ricardo Angüis, provocaron un fumble y con ello definieron el campeonato.