:)

NFL

#4: La perfección de los Dolphins de 1972

Published

on

Son un punto de referencia. Sin lugar a duda, un hito en los 100 años de historia de la NFL. Cunado se habla de perfección en la Liga, siempre se debe hacer referencia a los Dolphins de Miami de 1972. El entrenador Don Shula o el corredor Mercury Morris estarán de acuerdo.

La mayoría de los equipos que aspiran a tener un récord invicto, siempre evocarán a aquellos Dolphins invencibles. Miami, en 1972, era una potencia en la NFL. No solo consiguieron terminar la temporada sin derrotas, también eran muy superiores a sus oponentes. De sus 14 triunfos en temporada regular, todas excepto cuatro fueron victorias por 10 puntos o más. El marcador más apretado que tuvieron durante la campaña, fue un 24-23 frente a los Bills de Buffalo, el 22 de octubre de 1972. Los Dolphins propinaron tres blanqueadas y una paliza de 52-0 ante los Patriots de Nueva Inglaterra.

Los Playoffs fueron más desafiantes, las tres victorias fueron tan solo por un dígito. El juego por el campeonato de la AFC, ante los Steelers de Pittsburgh, fue el único encuentro en el que peligró la temporada perfecta.

Cortometraje de la temporada perfecta de los Dolphins de Miami de 1972

Steelers abrió la pizarra cuando Gerry Mullins recuperó un fumble en la zona de anotación. Dolphins empató tras un pase de anotación de nueve yardas de Earl Morrall a Larry Csonka. Roy Gerela conectó un gol de campo de 14 yardas para los Steelers y el 10-7. Jim Kiick puso al frente a Miami 14-10 tras una carrera de touchdown de dos yardas. Pittsburgh consiguió una intercepción, pero los árbitros anularon la jugada y los Dolphins respondieron con otra anotación de Kiick, esta vez en carrera de tres yardas. Aunque Terry Bradshaw conectó pase de touchdown de yardas con Al Young, Miami al final se impuso 21-17.

Earl Morrall (15).

En el Super Bowl VII, los Dolphins se enfrentaron ante Washington y lograron el campeonato de la NFL al imponerse 14-7 con un pase de anotación de Bob Griese a Howard Twilley y un touchdown en carrera de una yarda de Kiick; el defensivo secundario Jake Scott, quien logró dos intercepciones para 63 yardas, fue nombrado MVP.

Bob Griese (12).

Griese era el quarterback titular de los Dolphins, pero se lesionó en la quinta semana de la temporada regular y Morrall se hizo cargo de la ofensiva hasta que Bob regresó en el duelo por el título de la AFC, lo que hace aún más legendaria la temporada perfecta de Miami de 1972, un récord que ha perdurado a través del tiempo.

Seguir Leyendo
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.