#24, La ‘Inmaculada Recepción’

0
Immaculate Recepction
'Immaculate Reception Tribute', de David O'Keefe

Hay una rivalidad emblemática que, a lo largo de la década de los 70, emocionó a los aficionados de la NFL cada vez que se encontraban en el campo de juego. Se trata del duelo de los Raiders de Oakland frente a los Steelers de Pittsburgh.

Ambas escuadras poseían feroces defensivos y desplegaban un estilo rudo, muy físico. No se intimidaban con facilidad y no se tentaban el corazón. Si tenían la oportunidad de castigar a los oponentes, sencillamente lo hacían sin restricción alguna.

Uno de los partidos más recordados entre Raiders y Steelers es el Juego Divisional de Playoffs de la AFC en 1972. El partido se definió gracias a una de las jugadas más grandes y controvertidas en la historia de la NFL, la conocida como la: ‘Inmaculada Recepción’.

Steelers y Raiders, protagonistas de la ‘Inmaculada Recepción’.

Con 22 segundos restantes en el partido y con los Raiders arriba en la pizarra 7-6. Los Steelers tenían el ovoide. El quarterback Terry Bradshaw lanzó un pase al corredor John Fuqua, pero el balón fue desviado por el defensivo secundario de Oakland, Jack Tatum, y de alguna forma quedó al alcance del corredor Franco Harris, quien levantó el ovoide antes de que tocara el césped. Así, Harris emprendió una carrera que lo llevó hasta las diagonales y de inmediato a los anales de la historia de la NFL.

En aquella época, era ilegal que un jugador atrapara un balón si rebotaba en un compañero de equipo. Por mucho tiempo ha permanecido la teoría de que el ovoide solo lo tocó Fuqua y que incluso tocó el pasto antes de que Harris lo tomara.

Pero, aunque polémica, la ‘Inmaculada Recepción’ contribuyó para convertir a la NFL en una de las franquicias más exitosas del deporte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.