Corre peligro el juego entre Buccaneers y Dolphins

0

Para los Tampa Bay Buccaneers y los Miami Dolphins el inicio de temporada está en duda. A pesar de que su partido está agendado para el domingo 10 de septiembre, la NFL estaría contemplando cambiar de fecha el encuentro o buscar otra sede para que se lleve a cabo el juego debido al huracán Irma.

De acuerdo con AP, la liga aún no ha dado a conocer oficialmente su postura para no alarmar a los aficionados y tratar de mantener la calma hasta que se defina si el huracán golpeará de lleno Miami o no.

Los informes meteorológicos establecen que Irma es una amenaza para el sur de Florida y entraría por completo el fin de semana. Por ello, la NFL tiene la opción de cambiar de sede el partido o adelantarlo. Las fechas que se tendrían contempladas son el jueves en la tarde o el viernes por la noche.

Otra opción, la cual los equipos rechazarían por completo, sería cambiar el partido a noviembre. Ambas escuadras comparten la misma semana de descanso, por lo cual, en caso de no encontrar otra sede posible y no poder reagendar el duelo para el jueves o el viernes, lo jugarían en su semana libre. Esta propuesta sería la peor para los Dolphins y los Bucs, ya que no descansarían por 16 semanas seguidas.

El martes se deberá tomar una decisión con respecto a qué sucederá con el partido para poder llevar a cabo todos los arreglos y asegurarse de que la logística no falle. Adam Gase, entrenador en jefe de los Dolphins, aseguró que está consciente de que el huracán puede modificar la fecha y lugar del encuentro, pero él sabe que cualquier opción que elija la liga será la mejor para tratar de cuidar la integridad de los jugadores y de los propios aficionados a ambos equipos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre