Oficial, Tony Romo ya no es parte de los Dallas Cowboys

Los Dallas Cowboys han cortado a Tony Romo, y con ello liberado 14 millones de dólares.

0

Pese a que hace unas semanas el ex quarterback de los Cowboys anunció su nuevo contrato con CBS, aún era parte del equipo. Hoy, tomaron la decisión de cortarlo de manera oficial.

Desde hoy, primero de junio, los Dallas Cowboys han cortado de manera oficial a Tony Romo. Con este movimiento logran abrir un espacio en su salary cap (salario) de catorce millones. Este dinero lo podrán utilizar para pagará a los rookies y firmar a nuevos jugadores esta temporada.

Los Cowboys han decidido esperar a esta fecha para poder dividir entre este año y la temporada que viene el dinero muerto que deberán pagar, dinero que les llega de la última reestructuración de contrato de Romo.

¿Porque hasta hoy?

El haber cortado hasta hoy les permite liberar los 14 millones porque el contrato de Romo para este año 2017 hubiese contado contra el Cap de los Cowboys por un montante total de 24.7 millones, cantidad que se obtiene de sumar los 14 millones de sueldo base más 10.7 de los bonos.

Al haberse retirado directamente se quitan los 14 millones de la ecuación, puesto que el jugador no los recibirá. Cuando una franquicia corta a un jugador o este se retira aún debe pagar el dinero correspondiente a los bonos por firmar y los bonos de las posibles reestructuraciones. En caso de Tony Romo la suma de los diferentes bonos era: 5 + 5.7 + 5.7 + 3.2= 19.4

Pero si un jugador es cortado después del 1 de junio o es designado con la etiqueta de corte de 1 de junio, la franquicia solo debe pagar los bonos correspondientes a ese año, y la cantidad restante la temporada siguiente. En el caso de Romo esto significa que los Cowboys tendrán que pagar 5.7 + 5=10.7 esta temporada y se dejan los 8.9 restantes (5.7 + 3.2) como dinero muerto para la temporada 2018.

¿En que podrán utilizar el dinero los Dallas Cowboys?

El dinero debería ir a sufragar el contrato de los rookies que han llegado a la franquicia, pero la reciente jubilación de Doug Free les ha otorgado 5 millones de maniobra que sumados a los 1.4 que tenía hacen 6.4. Esta cantidad les permitirá afrontar el pago de los jugadores llegados vía draft y, con los 14 de Romo, poder encarar la última parte de la agencia libre e intentar encontrar piezas que mejoren su plantilla.

Lo normal sería verlos invertir, al menos una parte de ese dinero, en mejorar su defensa. Necesitan ayuda en todos los frentes especialmente en secundaria y pass rush.

Una opción sería que apostaran por alguno de los veteranos que aún están en la agencia libre. Nombres como Mario Williams, Dwight Freeney, Jairus Byrd o Devin Taylor quienes aún están disponibles. Aunque apostar por Sheldon Richardson no seria nada mal.