Los Oakland Raiders dejarán de ser del norte de California después del 2018, cuando se muden a Las Vegas para estrenar estadio y ciudad.

Esta mañana los dueños de las franquicias de la NFL votaron para aceptar la propuesta del equipo de los malosos para reubicarse a la ciudad de las apuestas. Aunque Goodell, presidente de la NFL dejó en claro que su posición sobre las apuestas permanece, y dijo, “No cambiaremos nuestra posición, en cuanto el tema de la legalización de apuestas dentro del deporte. Aún no creemos que sea algo positivo.”

De acuerdo con datos recabados por ESPN, los sufragios quedaron 31 a 1, siendo el único voto negativo el de los Delfines de Miami, de tal manera, los Raiders se unirán a LA Rams y LA Chargers, equipos que recientemente cambiaron sus sedes.

Por su parte, Mark Davis publicó un mensaje a los aficionados de los malosos en la página oficial del equipo.

“Oakland siempre SERÁ parte de nuestro ADN”

-Mark Davis

“Los Raiders nacieron en Oakland, y Oakland siempre será parte de nuestro ADN. Sé que algunos aficionados estarán decepcionados, y hasta enojados, pero esperamos que no dirijan esa frustración a los jugadores, entrenadores y staff. Planeamos jugar en el coliseo en el 2017 y 2018, y deseamos permanecer ahí como los Oakland Raiders hasta que el nuevo estadio habra sus puertas. No hay nada que amaríamos más, que regresar un campeonato al área de la Bahía.”

Se espera que la llamada ‘Ciudad del Pecado’ invierta 750 millones de dólares para la construcción de un nuevo estadio, y que la franquicia llegue después del término del contrato con Oakland.