NFL busca reducir tiempo muerto en los partidos

0

La NFL quiere complacer a los fanáticos que exigen más acción, menos interrupciones y que los partidos tengan una mejor fluidez.

El comisionado Roger Goodell está de acuerdo con ello y el plan de la liga es acelerar el ritmo de los partidos, incluyendo el proceso para analizar las repeticiones y usar un cronómetro para los puntos extra. Además, la NFL analiza con las cadenas de televisión que las interrupciones comerciales sean más discretas.

Roger Goodell: “Los aficionados no sabrán que las pausas son más largas”.

Y con el fin de darle más fluidez a los partidos en el terreno y para la teleaudiencia, las pausas para la emisión de comerciales durante los cuatro periodos serán reducidas de 21 por partido a 16 (cuatro por cada 15 cuarto), aunque cada una durará 30 segundos más. También se tendrá una pausa al final del primer cuarto y otro al final del tercero.

Los equipos tampoco podrán hacer un desafío cerca del final de la pausa por comerciales, lo que significa que no se repetirán las jugadas con los árbitros informándole a la teleaudiencia, terminada la pausa, que se está analizando una repetición, con el que el canal vuelve a otra tanda de comerciales. Si un equipo apela un fallo en ese momento, el análisis será hecho durante los comerciales.

El desafío ya no sería revisado en cabina ahorrando tiempo en los partidos.

El cambio más significativo será centralizar las decisiones de los árbitros en las repeticiones. Aunque Nueva York ha estado involucrado en el proceso todos estos años, el árbitro siempre había tenido la última palabra.

“Hicimos una revisión de jugadas centralizada con nuestra oficina involucrada durante dos temporadas”, dijo Goodell, “y esto es un paso más allá donde vamos a permitir que la oficina de Nueva York haga la determinación final. Creemos que esto es muy inteligente. Sino que en vez de revisar en la cabina, va a usar la tableta para ver la jugada, y hablar con Dean y tener su retroalimentación. Queremos que el árbitro esté involucrado cuando revisamos las jugadas”, dijo Goodell.

Otras propuestas es que el número de interrupciones comerciales se reduciría a cuatro por cuarto, y cada una duraría 2 minutos, 20 segundos en lugar de la 1:50 anterior. Goodell no ve esos 30 segundos adicionales como intrusivos, algo que las encuestas de la liga refuerzan. Esos estudios mostraron que los aficionados preferían menos interrupciones comerciales durante el transcurso de un juego.

“En la mayoría de los casos, los aficionados no sabrán que las pausas son más largas”, dijo, añadiendo con una risita: “Obviamente, hay un punto de quiebre, que no será de 10 minutos”, sentenció.