Los Borregos Laguna cumplieron con los pronósticos y se clasificaron a la final de la Conferencia Bajío-Oriente de la Juvenil Conadeip de futbol americano, al imponerse 62-7 en el Infierno Azul a los Legionarios de la Universidad Internacional (Uninter) de Cuernavaca, Morelos.

El ITESM Laguna dio una cátedra sobre su emparrillado, ante unos morelenses que buscaron jugarle al tú por tú, pero fueron superados ampliamente en todos los departamentos.

Apenas en la primera serie del encuentro, los lanudos se fueron adelante con una corrida por el centro de Eduardo Martínez, quien se convirtió en la figura del encuentro, con visitas a las diagonales por tierra, aire y hasta en regreso de patada, en la última jugada del encuentro.

El mariscal de campo Alatorre, también tuvo una tarde triunfal, al encontrar a distintos receptores, hasta realizar jugadas directas por tierra, generando gran ganancia en yardaje, además de penetrar la defensiva y anotar por piernas.

Los laguneros ya ganaban 20-0 al finalizar el primer cuarto. Los Legionarios reaccionaron y con jugadas individuales de su mariscal de campo Diego Garciasela, pudieron anotar los únicos puntos para su causa.

Al medio tiempo, la ventaja aumentó para los locales 34-7 y más allá de relajarse, siguieron generando daño a los visitantes, a través de corridas de Víctor de Luna y Mario Villarreal, mientras que, a la defensiva, Alejandro Cabello realizó una espectacular intercepción en tres tiempos.

El partido concluyó y la victoria para los pupilos del coach Rubén Castillo se consumió. Su rival en la final del Bajío-Oriente serán los Guerreros Jaguar del Colegio SuBiré de Guadalajara, quienes se impusieron en la otra semifinal 36-7 en Cuautla, Morelos, a los Mandriles del Colegio Stratford.

La final se jugará tentativamente a las 14:00 horas del próximo sábado uno de abril en el Infierno Azul, aunque mañana en la junta semanal de la Conadeip, se confirmará el inicio del kick